Víctor Soler

Bienvenido a mi web

Víctor Soler - Bienvenido a mi web

Caso omiso

Caso omisoMuchos guardamos todavía en la retina el vergonzoso espectáculo vivido durante la pasada sesión del Pleno destinada al debate y la aprobación de los presupuestos municipales para el año 2015. La escena, más propia de un programa de telebasura que de quienes se suponen designados por la ciudadanía para desempeñar un cargo público, supuso que los allí presentes escucháramos una de las aseveraciones más contundentes que se han realizado durante la presente legislatura: “me sabe mal que la política sea esto, que nos aprovechemos los unos de los otros para hacernos daño”, frase pronunciada por mi compañera de grupo Emi Climent, tras comprobar cómo la oposición había aprovechado su ausencia por enfermedad para cargar contra ella, contra nuestro partido y contra el gobierno de la ciudad.

He de ser sincero al decir que advertí cierta mirada de arrepentimiento y vergüenza en varios de los miembros de la oposición al escuchar estas palabras, que el discurso había calado y que reconocían el error que supone llevar la confrontación política hasta estos extremos, despojándola de cualquier signo de humanidad. Nada más lejos de la realidad. Apenas unos días después, Gandia aparecía inundada de una serie de panfletos sin firmar, aunque tanto por la forma como por la reiteración del contenido no es difícil imaginar quién los encargó, más si cabe cuando fueron destacados miembros socialistas los encargados de su reparto. Unos panfletos cargados de odio y mentiras a partes iguales, repartidos en la víspera de Nochebuena. Más que los panfletos en sí, el mensaje de fondo es muy claro: esto es solo la punta del iceberg; los socialistas quieren convertir la política municipal en un auténtico lodazal, y en los meses que restan de aquí a las próximas elecciones, tanto nosotros como los ciudadanos vamos a tener que aguantar muchas de estas acciones, amenazas, insultos y chantajes al más puro estilo de la camorra italiana.

¿Es esta la renovación del PSOE de Gandia que nos vendieron?, ¿es esta la forma de hacer política que Diana Morant está inculcando a los suyos?, ¿son estas sus propuestas para la ciudad: el insulto, la mentira y la amenaza? De acuerdo, lo asumiremos; pero nosotros a lo nuestro.

Llegados a este punto, desde el Partido Popular de Gandia hemos tomado una decisión; y es que no vamos a perder ni un solo segundo de nuestro tiempo en este tipo de acciones. No vamos a malgastar más tiempo ni energías en contribuir a este circo en el que algunos quieren convertir la política municipal. Los ciudadanos no nos votaron para ello, y desde luego que no fue ese el compromiso que adquirimos al acceder a nuestro cargo. Porque no, la política no es eso, es trabajar con humildad y responsabilidad en un proyecto colectivo con el que poder dar respuesta a aquello que nos demandan los ciudadanos. Así pues, ante cualquier nuevo ataque, insulto, difamación o mentira, caso omiso.

2015 será el año en el que consolidaremos el proyecto del Partido Popular para Gandia, un proyecto de ciudad en positivo, y son muchas las actuaciones que vamos a ir materializando durante los próximos meses. Vamos a dejar esta ciudad mejor de como nos la encontramos en 2011, y concurriremos a las elecciones con la satisfacción del deber cumplido, con un proyecto real de presente y de futuro para Gandia con el que seguir trabajando para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos.

Estas, y no otras, van a ser nuestras ocupaciones de aquí al final de la legislatura.

 

Artículo de opinión publicado en Levante-EMV el 3 de enero de 2015

Categoría: Personal