Víctor Soler

Bienvenido a mi web

Víctor Soler - Bienvenido a mi web

Dicho y hecho

Artículo VSA falta de nueve meses para la celebración de los próximos comicios electorales, ya les puedo avanzar que la presente legislatura pasará a la historia como la de mayor transformación urbana de nuestra ciudad al menor coste posible. Justo al contrario de lo que nos tenían acostumbrados los anteriores gobiernos.

Lejos quedan aquellos agoreros que, allá por inicios de 2012, vaticinaban que los proyectos del Plan Confianza financiados íntegramente por la Generalitat Valenciana no llegarían jamás a materializarse. El inicio de las obras del Centre Social de Marenys de Rafalcaid, el primero de los proyectos financiado con estos fondos, no fue suficiente para callarlos. Finalmente, y con la práctica totalidad de los proyectos ya ejecutados, en marcha o en situación de inicio inminente, pocos son ya los que se atreven a pronunciar siquiera el nombre de este plan.

Al mencionado Centre Social de Marenys de Rafalcaid le siguieron las nuevas instalaciones del Centro para Enfermos de Alzheimer, la reforma del Passeig del Port, la de la Plaça del Prado, la remodelación de las calles de Beniopa, el nuevo Parc Clot de la Mota y el inicio de obras del que será el nuevo Retén de la Policía Local de Gandia. A ellos se sumarán en pocas semanas la remodelación de la Plaça Baladre, con la creación de un gran auditorio, el Colegio Cervantes, el campo de fútbol B y los vestuarios del Polideportivo Municipal, la adecuación del Camp de Tir de Pla de Xiquet y el nuevo Casal Jove del Grau, hasta completar un total de 14 proyectos de ciudad sin coste alguno para el Ayuntamiento, gracias a los 16 millones de euros de inversión del gobierno autonómico.

Como ven, una batería de proyectos de envergadura que abarcan la totalidad de barrios, colectivos y necesidades de nuestros ciudadanos, y que ha sido posible gracias a la confianza que los votantes depositaron en nosotros en las pasadas elecciones. Sin ella, recordemos, la totalidad de esta inversión se hubiera destinado a un único proyecto: unas vías para el faraónico Tranvía de Gandia, que no hubiera hecho más que lastrar una economía local, la nuestra, ya de por sí bastante deteriorada, generando unos déficits anuales insostenibles que hubieran derivado, necesariamente, en la intervención de las cuentas del consistorio.

A falta de nueve meses para la celebración de los próximos comicios electorales, les puedo asegurar que el programa de gobierno más votado de la historia de la ciudad de Gandia será también el más cumplido. Y que nuestra ciudad recordará la transformación integral experimentada en un momento de restricciones económicas, gracias a la gestión del Partido Popular. Solo por eso, habrá valido la pena formar parte de este gobierno. Dicho y hecho.

 

Artículo de opinión publicado en Levante-EMV el 13 de septiembre de 2014

Categoría: Personal