Víctor Soler

Bienvenido a mi web

Víctor Soler - Bienvenido a mi web

Lo que de verdad importa

Paro juvenil GandiaLes invito a realizar un ejercicio simple, un breve trabajo de campo: salgan a la calle y pregunten a cinco jóvenes de Gandia cuál es, actualmente, su principal preocupación. Creo que estaré en lo cierto al decirles que, de esos 5 jóvenes, al menos cuatro responderán lo siguiente: encontrar un empleo y mejores oportunidades de futuro.

Sabiendo como sabemos que el desempleo juvenil es el principal problema para la práctica totalidad de jóvenes menores de 35 años, resulta evidente que los trabajadores públicos, aquellos que tenemos la facultad de tomar decisiones que pueden afectar al devenir de nuestros ciudadanos, debemos poner todo nuestro empeño en garantizar las mejores oportunidades para nuestro principal activo, nuestros jóvenes. Y en ello estamos.

Hablemos de cifras. Durante el pasado año 2013 se produjeron 833 contrataciones directas de trabajadores desempleados a través del Plan de Empleo Local puesto en marcha por este Ayuntamiento. Una iniciativa, recordemos, que está dotada con 2,5 millones de euros para la promoción del empleo en nuestra ciudad. De esas 833 contrataciones, 334 fueron destinadas a menores de 35 años. O lo que es lo mismo, un 40,1% de las contrataciones del Plan de Empleo Local 2013 recayeron directamente en nuestros jóvenes, que se beneficiaron de una partida total de más de un millón de euros. Otro tanto sucede con los participantes en talleres de formación para el empleo; de 1.659 participantes, 552 fueron menores de 35 años, lo que supone que el 33,3% del total de inscripciones fueron para nuestros jóvenes.

Datos estos que demuestran que las políticas de juventud implementadas por este consistorio están centradas en los problemas reales de los jóvenes; datos estos que chocan frontalmente con la imagen apocalíptica que, desde ciertos sectores de la oposición, se quiere transmitir de las mismas.

Una cosa está clara, venimos de una época de excesos y es necesario aplicar el raciocinio en las cuentas del Departamento que dirijo. No vamos a permitir que se cometan los errores del pasado, ni que el dinero que debe emplearse para la búsqueda de más y mejores oportunidades para los jóvenes se destine a fines tan poco productivos como la compra de gafas de sol, bikinis, relojes, videoconsolas menús en restaurantes o estancias en hoteles y albergues. Todo ello hasta alcanzar la friolera cifra de 20.000 euros, la cantidad que el anterior Departamento de Juventud destinó sólo en el último año de legislatura a tan improductivos menesteres, sin que nadie salga a explicar el por qué de esos gastos ni dónde se encuentran tales artículos.

Mientras esperamos las debidas explicaciones, desde el Departamento de Juventud del Ayuntamiento de Gandia continuaremos trabajando en lo que de verdad importa.

 

Artículo de opinión publicado en Levante-EMV el 25-01-2014

Categoría: Personal